Cariño, no te lo vas a creer, me vuelvo a ir a Siberia….

DSCN0187

Y en pleno agosto…. Pero esta vez con colegas! :D

La última vez fue en Xmax 250… La cosa mejora muchísimo a lomos de la X… :)

http://juanjodominguez.wordpress.com/2013/06/04/carino-hasta-luego-me-voy-a-siberia/

Rubén ha hecho una interesante crónica de la jornada

http://sevilla2ruedas.blogspot.com.es/2014/08/ruta-2-la-siberia-extremena-550-km.html

Yo dejo aquí algunas fotos, a modo de recuerdo…

DSCN0168

DSCN0170

DSCN0185

DSCN0186

 

Cinco hombres y un destino… A comer en Alájar!

minas2

 

Siempre es un placer conseguir que tus amigos que no se conocen pasen a ser, también, amigos entre ellos. Si, además, todos compartimos la afición por las motos, el éxito está asegurado.

El primer sábado de julio quedamos para hacernos una aceptable cantidad de kms; no demasiados, porque la idea es poder parar, charlar y no machacarnos demasiado.

A las 8:30 quedo, en Sevilla, con Pedro y Paco, mis compis de la aventura gallega, y con Rubén, del Club CB500X. Desde allí, partimos hacia la gasolinera en Gines donde esperamos, brevemente, al otro Pedro de la expedición y a su Triumph.

Empezamos a rodar por la A-8076, la “carretera vieja”, hacia Huelva, sobre las 9:00 (así, sin madrugones) y paramos a desayunar en la Palma del Condado.

desayuno1

Nos sorprende la cantidad de tráfico por esta carretera que normalmente, va muy fluida. La causa es, al parecer, un accidente de un camión en la autovía que obliga a redirigir todo el tráfico playero hacia la carretera por la que nos movemos.

Como nos hemos pasado el cruce hacia Berrocal para desayunar en un bar, justo tras ella, nos toca dar la vuelta en la siguiente rotonda, para luego volver sobre nuestros pasos hasta el cruce en cuestión; observados por la Benemérita que, lógicamente, anda por aquí. Un stop nos obliga a esperar un rato para poder subir hacia la sierra; menos mal que un conductor amable se para y nos da ráfagas para que pasemos con las motos entre la playera serpentina multicolor.

desayuno2

Llegando a Nerva, seguimos la rota carretera que sale desde el antiguo ferrocarril minero para ver una panorámica de las minas. De mi ruta anterior con Pedro, hay crónica en el blog. Por si alguien quiere saber algo más o ver más fotos de la ruta desde La Palma del Condado y de la Sierra de Huelva.

minas3

minas1

Bastante calor ya. El sol pega con ganas….

minas4

El paisaje que circunda el pueblo de Nerva está cargado de una belleza extraña, artificial. Tal parece que nos encontremos en MARTE. La actividad minera ha transformado la vida natural en el Sitio Histórico de la Zona Minera de Riotinto-Nerva, aunque dicha naturaleza, demuestra ser más fuerte que el hombre e invade las escombreras con pinares y matojos.

Nerva se encuentra a cinco quilómetros de Riotinto,ambas con milenaria historia.

minas5

Seguimos ruta y paramos a tomar unas SIN en Linares de la Sierra. Paco se pimpla también unas espinacas con garbanzos que no tienen mala pinta; los demás nos conformamos con unas patatitas…

linares1

Nos dirigimos ahora hacia Alájar. En primer lugar, subimos hasta la Peña de Arias Montano. A disfrutar de la vista, comprar alguna chuchería para la familia y a estirar las piernas….

alajar1

alajar2

alajar4

alajar5

La vista es bonita, sí, pero hace un calor importante y el hambre aprieta de verás, así que nos vamos para allá abajo…

alajar-almuerzo

Nos refrescamos en la fuente que hay en la plaza y rellenamos los depósitos en “El Poleo”. Muy recomendable por precio y calidad de la pitanza (y no me dan comisión :D )

Después del almuerzo, bastante aletargados, reemprendemos el camino. Pasamos por Santa Ana y Almonaster y continuamos hacia el norte buscando Cumbres Mayores. La carretera está bastante mal por esta parte y el paisaje, al menos en esta época del año, el paisaje no es demasiado atractivo.  En Fuentes de León paramos a tomar un refresco y a descansar un poco.

Segumos hasta Cala y después, en Santa Olalla ponemos gasolina, aunque las dos 500X tienen aún más de medio depósito :D . Como Pedro tiene un poco de prisa por ir a ver a la familia, terminamos lo que queda por la autovía.

Captura de pantalla de 2014-07-08 11:32:45

La cosa se queda en unos 370 kms. Un magnífico día de ruta en compañía de amigos con muy buenas sensaciones sobre la moto, al menos en mi caso… Desde luego es un privilegio el que gente con experiencia, como los que venían en la salida, te den rueda; se aprende una barbaridad.

 

Galicia en moto. Tres días de aventura

acedeira1

Día 1. Bienvenidos al Norte
Me levanto a las 5 de la mañana… Ayer tuvimos algunas movidas familiares, afortunadamente solucionadas, y, entre eso y los nervios, duermo mal.

Hemos quedado cerca del Puente del V Centenario a las 7 de la mañana; la gran distancia a cubrir requiere empezar pronto la jornada.

Parada obligada en Monesterio para templar el estómago con un buen desayuno a base de café y churritos.

monesterio-jj

monesterio-churros

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los kms se suceden y la moral está muy  alta. Vemos nieve en las cumbres de las Sierras de Francia y Gredos. Nos detenemos un rato en Baños de Montemayor; a probar el agua de una conocida fuente y a pimplarnos un buen bocata de jamón. Muchos balnearios por aquí. Nos damos cuenta por los obvios carteles en dichos establecimientos y porque la gente va, tranquilamente, en albornoz por la calle…

 

banios12

banios3

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Seguimos llenando y consumiendo depósitos de combustible a buen ritmo. Paramos a almorzar pasado Benavente. La comida no está mal y el descanso se hacía ya necesario.

De nuevo sobre nuestras monturas, nos adentramos en la provincia de León. El verde se hace ya perenne en las laderas de las sierras.

Ya en Galicia, en ocasiones, el ir a repostar se convierte en una excursión en toda regla; debido a lo lejano de las estaciones… En un momento dado, veo a mi compañero Paco que se va a hablar con una señora,  está barriendo la puerta de una casa en medio de la nada, y le vemos, desde lejos, bracear a un lado y a otro para acabar volviendo, seguido por la buena mujer, para decirnos “no me he enterado de nada”… El GPS nos salva de algunas de estas al preguntarle hacia donde cae la gasolinera más cercana y acertar…

La tarde se va encapotando e incluso nos caen algunas gotas; pocas.

Pasamos Lugo y, por fin!, salimos de la autovía… Cuando ya estoy harto de moto, aún quedan otros 100 kms en los que gmaps dice que se tarda 1 hora y 26 minutos; en nuestro estado actual dos. Todo este tiempo, Paco ha liderado el grupo, ahora paso yo a ocupar esa posición para que el GPS nos facilite el trabajo.

El hotel Semáforo de Bares se encuentra en medio de un bosque, unos 200m por encima del Faro de Bares, y la vista es, sencillamente, insuperable. La hora de llegada sobrepasa ya las 21:30. Contando las “excursiones” para repostar, más de 15 horas y 1029 kms han pasado bajo nuestras ruedas.

 

semaforo-llegada

kms-semaforo-llegada

Javi, gerente del hotel, ha hecho que nos esperen hasta después del horario de cierre de la cocina para que podamos cenar. Y vaya si cenamos! Gracias Javi! Brindamos con Estrella de Galicia para celebrar nuestra particular gesta.

 

semaforo-paco-2

Nos vamos a dormir, con distinta suerte…

habitacion-semaforo

A uno le toca, en la habitación de arrib,a una pareja “fogosa”; a mí me toca una cama blanda con una almohada de dos cuartas de grosor… A la hora que es no es plan de buscar a nadie para que me cambie la puñetera almohada… Eso y los nervios del día hacen que no me duerma hasta las tres de la mañana, momento en el que quedo inconsciente (nota mental: la próxima vez llevar algún somnífero por si acaso). El que mejor escapa es Pedro, que duerme como un bebé.

Las motos también consiguen su merecido descanso.

semaforo-paco

Captura de pantalla de 2014-06-10 18:34:16

Día 2: Así que en Galicia llueve mucho, ¿no?

semaforo-pano-manana

Me arrastro fuera de la cama tras haber vegetado durante unas tres horas y empiezo a recoger todos mis chismes; quedaron desparramados la noche antes debido al cansancio. El día amanece bastante tranquilo en cuanto a meteo. Algunas nubes que tamizan la luz y hacen aún más fotogénico el paisaje y un frío considerable que se endulza mientras va subiendo el sol.

estaca-1

semaforo-pano-2

semaforo-x-mosquitos

Aprovecho que el resto de la gente duerme para salir a ver el recién nacido sol desde el punto más al norte de la Península Ibérica y marcarme un selfie con el faro y la estación ornitológica americana, abandonada, como fondo.

mirador-faro-bares

barco

 

pano-semaforo

Al rato, aparece Pedro, también tempranero; Paco sigue en su guarida, descansando, ahora que puede.

Paco, ya levantado, quiere una foto y esto es lo que sale:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desayunamos, pagamos y preparamos las motos para un nuevo día de ruta. Primero nos dirigimos al Faro de Bares.

faro-estaca-3

faro-estaca

El farero debe estar aburridillo aquí, lo cierto es que si buscas animación no parece el mejor sitio, y se dedica a tallar este tipo de bichos a escala 1:1

coco-estaca

Tras un pequeño pateo, llegamos a las piedras del final de España; por el Norte.

faro-estaca-paco

faro-estaca2

Mientras vamos dejando atrás el faro paramos para una última foto de la espectacular Punta Estaca de Bares

IMG-20140605-00199

estaca-grupo

Seguimos ruta, primero hasta Ortigueira y más tarde hasta Cariño, con magníficas vistas de la Ría de Ortigueira e Ladrido.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERAUn poco más adelante se acaba la carretera en el Cabo Ortegal. Un lugar con lo que podríamos llamar “historia”… Parece ser una de cuatro las formaciones geológicas más antiguas de la Tierra y recientes estudios lo datan en unos 1160 millones de años; eso es lo que yo llamo una buena temporada. En este punto se establece la separación entre el Océano Atlántico y el Mar Cantábrico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ortegal-mar

ortegal-cartel

faroortegal2

faroortegal

faroortegal-pano

Nos dirigimos ahora hacia Cedeira. En vez de seguir la carretera más usual, elegimos la CP-2205; una carreterita muy muy estrecha y con ascensos salpicados de curvas de 180º. Todo muy verde y con vacas aquí y allá…

acedeira1

Por encima de todo eso, un viento potente que te obliga a tener mucho cuidado sobre la moto.

Muy bonito el camino hasta Cedeira y con una miríada de miradores que puedes aprovechar para hacer fotos.

acedeira-pano

molinos

Pedro graba un pequeño vídeo de la zona

Llegados a Cedeira, ponemos en el GPS las coordenadas de la Torre de Hécules en A Coruña… El chisme nos dice que hay que pasar por una autovía de peaje y le pido la alternativa al mismo sin pasar por caja. Como resultado nos hace retroceder bastantes kms en direción contraria. Cuando lo advertimos, paramos un rato…. Las áreas de descanso, se llaman de esa forma por algo… :D

areadescanso

Comemos en Vilalba; uno de los almuerzos menos cardio-saludables con los que he tenido el placer de lidiar.

Por el camino, empieza a llover bastante, lo que hace que extrememos la precaución. La vuelta que nos ha dado el GPS unido al mal tiempo por el oeste hace que nos decidamos a acortar el día y dirigirnos a las Rías Baixas.

Finalmente, llegamos a O Grove, aún bajo la lluvia, y buscamos un hotel en el que dejar las motos a cubierto y darnos una ducha reconstituyente. El dueño del hotel es motero, tiene una GSXR 750 y otra moto, de circuito, que no consigo identificar.  Nos tratan como a colegas.

Desde la ventana, Pedro saca esta panorámica

FOTO-21 - FOTO-23

Ducha hirviente para entrar en calor, ropa “de civil” y a la calle a estirar las piernas… Nada, no conseguimos pasar de la puerta del hotel… Un vendaval cargado de lluvia te hace dar la vuelta bajo amenaza de ahogarte. Una señora, mayor, nos dice con el más puro acento gallego “habría que esperar un poco”, y eso hacemos… La señora sabe de qué habla y, al poco, cesa el vendaval; al menos, lo suficiente para doblar la esquina, frente al puente hacia la isla de La Toja.

Damos una vuelta por el paseo marítimo; a veces bajo la lluvia, pero algo tolerable. Aprovechamos comprar algún regalito para la familia. Después de ver los barcos del puerto decidimos irnos a comer; ya toca.

ogrove-pano

20140605_203451

Cenamos en O Chiriguito. El mejor pulpo a la gallega que he comido en mi vida! Sin desmerecer a los pimientos de Padrón, los chipirones encebollados o la presa ibérica con papas fritas de la tierra. Acabamos con el postre y una botellita de orujo de café que no me atrevo más que a probar (está noche tengo que dormir sí o sí) aunque mis compañeros no parecen preocupados por ese particular y no dejan ni gota.

Durante la cena, comentamos la mala pinta que tiene el tiempo y quedamos en volvernos a casa al día siguiente si la cosa sigue en este plan. En este momento, dan lluvias y fuertes rachas de viento hasta la Sierra de la Estrella (donde se supone que dormiremos mañana).

Plegamos velas y volvemos al hotel, bajo una lluvia y un viento que hacen inútiles los paraguas, y hasta el poncho que lleva Paco se muestra inútil para evitar acabar como una sopa.

Ya en la habitación, me doy otra ducha hirviente y a la cama. Hoy si duermo, bien!

Captura de pantalla de 2014-06-10 18:36:18

Día 3. El cielo se ha abierto y los camiones también pueden tumbar.

ogrove1
El día amanece más o menos como se fue el anterior. Gris, lluvioso, ventoso… Me levanto y vuelvo a recoger todos los chismes que quedaron secándose en sillas, esquinas de las puertas, pomos… Algunas cosas, como la ropa que llevaba anoche, no se han secado. Las envuelvo en bolsas de plástico para que no me pongan todo hecho un asco.

Me reúno con Paco y Pedro en el comedor del hotel para desayunar decentemente y charlar un rato sobre curvas, lluvia, etc con los dueños del hotel; gente muy agradable.

Antes de subir de nuevo a la habitación, me acerco a ver como está la X. Aprovecho para poner grasa a la cadena, que ya le toca, y me llevo el mono de lluvia que estaba en una de las alforjas. Hoy va a hacer falta.

Sobre las 9 de la mañana, pagamos, nos despedimos y nos dirigimos a las motos. Los cuerpos andan ya un poco tocados, pero emprendemos la marcha con optimismo. Hoy hemos decidido salir hacia el este rápidamente para evitar, en lo posible, el mal tiempo que viene desde el oeste. La idea inicial era bajar por Portugal, primero hasta Oporto y después a Manteigas, en la Sierra de la Estrella, pero dan muy mal tiempo por toda esa zona, lo que unido a lo complicado de esas carreteras hacen que nos decidamos por regresar directamente a casa. Del modo previsto originalmente hubiera sido más descansado, ya que hubiéramos hecho el viaje en dos etapas, pero el tiempo está imposible. Retrospectivamente, quizá podríamos haber parado en León o en Salamanca, pero lo cierto es que ya nos habíamos hecho a la idea de dormir en casa y eso hicimos.

Hasta Orense, más o menos, nos llueve. Después, comienza un viento lateral atroz. Por Zamora veo como los camiones que vienen de frente se inclinan debido al fuerte viento. Afortunadamente, el viento viene de mi derecha y los camiones se inclinan, lógicamente, a mi izquierda. Si hubiera sido al contrario…

Paramos cerca de un pueblo, de nombre tan improbable como Faramontanos de Tábara, y almorzamos bastante bien. Sopa de cocido, churrasco de ternera, trucha, paella….

Cuando volvemos a las motos, un lugareño, metiéndose en su furgoneta, con el acento de la zona, nos espeta: “¿No os tirará el viento?”. Hace imposible contestarle al cerrar su puerta y salir zumbando.

A partir de aquí, la ruta se convierte en una carrera de resistencia en la que se alternan paradas para repostar y descansar, con horas y horas de dar gas y luchar contra el viento lateral, que no ceja. Los adelantamientos a los camiones se hacen difíciles; por decir algo. En una de nuestras paradas, en un área de descanso, el viento me tira el casco de la moto y rueda algunos metros.

regreso-descanso

Veo, de nuevo, la nieve de las Sierras de Francia y de Gredos. Pasado Béjar, el viento se hace algo más llevadero.

Seguimos avanzando mientras cae la noche. Ya estamos en Mérida y nos quedan unos 200 kms escasos.

Esos siguientes 200 kms de noche y por una autovía completamente a oscuras, se hacen muy duros… Bajamos la velocidad hasta unos 100 kms/h y me concentro en mirar por donde va el puntito rojo de la luz de la BMW 1200 de Paco e intentar tomar referencias con los reflectantes en los quitamiedos… En un momento dado, busco alguna salida en el GPS para poder parar fuera de la autovía y poder ponerme más ropa. Veo algo que puede servir, un simple cambio de sentido, y lo tomamos.

Algo más abrigados, seguimos… Busco a lo lejos algún punto de luz que me indique que Sevilla está cerca… Los coches nos pasan a vertiginosas velocidades, o eso me parece a mí…. Hay una pequeña lunita pero no sabría decir ni en que fase estaba; se colocó casi en el marco del visor y no tuve arrestos para apartar la vista de la carretera en aquellas condiciones…. El GPS se apaga de repente; se ve que se desconectó en alguna parada el cable y ha agotado la batería. La espuma dorada que es Sevilla para nosotros, se desplaza a derecha e izquierda del horizonte mientras trazamos las curvas de la Autovía de la Plata.

Al fin, empieza aumentar la iluminación circundante al llegar a los pueblos cercanos a la capital. Me adentro en la SE-30 con la sensación ya de estar en casa… Me sorprendo al mirar el velocímetro y constatar que voy a la mitad de la velocidad a la que circulo normalmente por estos sitios, de sobra conocidos; el cansancio es lo que tiene.

Abro la puerta del garaje y la cálida luz del hogar nos envuelve a la X y a mí. La familia sale a recibirme y pienso que no puede haber nada mejor. Son las 23:45.

El total de kms de la aventura: poco más de 2400. La vuelta han sido más de 900.

kms-vuelta-casa

Captura de pantalla de 2014-06-10 18:37:07

estaca

Al Honda Day…. Dando un rodeo de 170 kms

2vvrv3c

jeje…. Sí, pese a que pretendíamos hacer una ruta bien distinta, al final hicimos esta:

Quedo con RubenS a las 9:00 en Alcalá de Guadaira, en una rotonda en el extraradio. Mientras espero, un Dragón casi se zampa mi moto

Al final, lo esquivo… Nos dirigimos, rodeados de niebla, hacia nuestro próximo destino: Morón…

Antes de llegar a Morón, la niebla se transforma, poco a poco, en lluvia y RubenS, tiene que detenerse a protegerse contra los elementos… Desayunamos tostadita con tomate (no hay jamón… cuando no está el día, es que no está…) y seguimos, con la esperanza de que el día “abra”… Los c#j#nes! Cada vez más agua… La carretera con una mala pinta importante…

Al llegar al cruce hacia villanueva de San Juan, decidimos dar la vuelta… Esta carretera siempre tiene muchísimas rodadas de tractores y el día no está hoy para ese tipo de gaitas…

A la vuelta, Algunas señales advierten de que hay mosquitos gordos:

Como destino alternativo, acabamos en Honda Parra Castillo, en el Honda Day

Nuestras motos son la comidilla de los asistentes… Enguarradas como vienen, se ven las más aventureras del grupo….   Twink

RubenS hace algunas fotos del evento…

2iizry8

2qxx9xv

o5oxll

2vvrv3c

2rq145g

En la parte positiva del día, he conocido a RubenS, lo que ha sido un auténtico placer… Lo malo es que no hemos podido hacer la ruta planeada, pero… Ya se intentará… Preferible eso a jugársela con el día que hacía hoy…  Very Happy

 

Un paseo por el Parque de la Sierra Subbética.

iznajar-pano1

Tiempo hacía desde la ultima salida con mi amigo Pedro. Entre las lluvias, las apretadas agendas, etc no salíamos desde el verano pasado, en agosto…. Por fin, conseguimos coincidir y rodar juntos. Esta vez, con un clima bastante más fresquito.

Como no puedo parar en la cama, como siempre en día de ruta, salgo demasiado temprano y me voy a dar una vuelta por Alcalá de Guadaira, a probar mi nuevo juguetito fotográfico.

alcala
Quedamos a las 8:30 para recorrer un buen trecho de autovía hasta La Roda de Andalucía. Bastante fresquito hoy: 4 grados. El desayuno, en Estepa, a base de café calentito más mollete con aceite, jamón y tomate, nos hace entrar de nuevo en calor.

En La Roda, enfilamos hacia nuestro primer destino: La presa de Iznájar. La carretera, ni fu ni fa por aquí, pero mejor que la autovía, cualquier cosa.

La intención inicial era ir recorriendo un pequeño camino, que bordea el pantano desde la propia presa hasta el pueblo de Iznájar. Pero las lluvias caídas últimamente o, más concretamente, su mezcla coloidal con tierra para formar barro a espuertas, nos hace dar la vuelta a poco de empezar a recorrerlo… La Triumph con sus tacos se apaña pero la Honda, con los Scorpion Trail, se va para todas partes en presencia del susodicho barro. Ante el temor de que la cosa se ponga incluso peor, damos la vuelta como se puede, en el estrecho y desigual camino, y volvemos a la presa. Una pista de aterrizaje de helicópteros nos llama la atención y hacemos unas fotos.

embalse-iznajar-pano

embalse-iznajar
Cruzamos el curioso túnel, en uno de sus extremos y nos encaminamos a Iznájar pasando por Rute.

Ya en Iznájar, vamos subiendo empinadas y estrechas calles hasta llegar a un precioso mirador.

iznajar-pano1

20140222_125243

Dejamos las motos y seguimos “a pata” por las escaleras hasta el Balcón del Aire…

pedro3

iznajar

pedro2

pedro1

pedro4

iznajar-pano2

Después de tomar fotos varias y charlar con un amable anciano que tomaba el sol aquí arriba, desandamos lo andado por las laberínticas calles ayudados por nuestro amigo Tomtom. A la salida del pueblo, en dirección a Rute de nuevo, paramos a tomar un refresco y a charlar un rato al sol. Se está tan a gusto que se hace complicado volver a las motos pero, finalmente, lo conseguimos.

Volvemos a Rute y, desde allí nos dirigimos a Carcabuey, por una carretera que es un tajo en diagonal en el parque de la Sierra Subbética. Muchas curvas y aceptable asfalto aunque la carretera está extremadamente sucia por los tractores que arrastran muchísimo barro estos días. Por tanto, muy despacio y con mucho tiento… En un par de ocasiones, la rueda delantera hace extraños de esos que te suben la adrenalina pero se quedan, afortunadamente, sólo en eso.

Almorzamos en Carcabuey, bajo un almendro de los que hay bastantes por esta zona. No tenía ni idea de que aquí hubiera almendros, pero sí… Muchos están ya florecidos…

parque-sierra-subbetica

subbetica

Terminado el bocata, seguimos hacia el norte hasta Luque y una vez allí, pulsamos el conocido icono “HOME”, en el Tomtom, para volver a casa. Muchísima Benemérita en la carretera hoy. Hay vigilancia casi en cada cruce. La gente hoy tiene ganas de salir, después de tanta lluvia, y el aumento del tráfico también suele conllevar mayor presencia policial.

Ya en la autovía, decidimos parar a tomar un café y a charlar otro rato.

Vuelta a la moto y a terminar la jornada con otro buen trecho de autovía. En total 420 kms y un muy buen día de moto.

ruta-iznajar

Agua y ajo. Un paseo por la Sierra de Córdoba.

carretera-emb-guadalmellato-2

Para celebrar que el comienzo del invierno, este año, cae en sábado, me parece una buena idea dar una vuelta en moto. Los embalses siempre son un estupendo destino; la combinación de verde y agua suele dar lugar a paisajes de gran belleza. En este caso voy a recorrer las “costas” de un buen número de ellos. (PULSAR EN LAS FOTOS PARA VERLAS CORRECTAMENTE)

Hoy no voy a empezar pronto la jornada; los tres grados centígrados, en Sevilla, hacen pensar en las temibles placas de hielo allá arriba, en la sierra. De este modo, me levanto, desayuno con la familia, y me visto de romano para salir a la carretera. Al final, salgo a las 10, como un señor. :)

Paso por Carmona y Lora del Río camino de la presa de José Torán. Pongo una imagen de mi archivo porque esta vez no me detuve a hacer fotos

presa

La carretera, muy húmeda, discurre junto al pantano, hasta la Puebla de Los Infantes, donde unos amables vejetes me indican donde está la gasolinera más cercana, con una sacudida de cabeza.

Repostada la moto, enfilo hacia el Norte por una carretera plagada de ciclistas, así que mucho ojo.

Al rato, llego al embalse del Retortillo y por la estrecha carretera que lo va costeando, voy avanzando hasta la presa.

emb-retortillo-3

Un pato me hace Vs desde el agua

emb-retortillo-4

Un poco antes de llegar a la presa en sí, hay un mirador desde el que se puede observar una estupenda panorámica

emb-retortillo-mirador

emb-retortillo-2

Pasado el el puente sobre la presa del embalse, entro en la provincia de Córdoba por la Sierra de Hornachuelos.

emb-retortillo

Llego a Hornachuelos y al tercer embalse de la ruta

hornachuelos-pano

Desde aquí voy buscando Villaviciosa, por una carretera a ratos infame y a ratos preciosa (con rima y todo)

carretera-a-villaviciosa

Y llego. Una fuente, con pinta de llevar allí bastante tiempo, me recibe

villaviciosa-fuente

Hace frío y con tan solo quitarse los guantes, las manos se quedan heladas. Para demostrarme que soy animal tropical, allí al lado unos niños, en camisa, juegan como si estuviéramos en primavera.

A la salida del pueblo, encuentro una pintoresca área de descanso, al sol, donde me pimplo mi bocata.

20131221_141036

Repuestas las fuerzas, sigo camino hasta el embalse de Puente Nuevo. El cristalino día hace que la vista, desde su presa, sea espectacular.

emb-puentenuevo-villavic-pano

emb-puentenuevo-villavic

Me dirijo ahora al último embalse del día: El del Guadalmellato. Para llegar allí escojo la ruta que pasa por la A-3100. Cuando llego a la entrada de dicha carretera, empiezo a preguntarme si habrá sido una buena idea, ya que presenta un aspecto bastante destrozado. Curvas muy pronunciadas y pendientes importantes se van combinando con un piso poco agradable para ir en moto, aunque las vistas son espectaculares. Sirva de ejemplo esta foto, en la que se puede observar la Sierra de Andújar, nevada, como telón de fondo.

sierra-andujar-emb-guadalmellato

Más y más kms. Las señales de limitación a 20 kms/h, cuajadas de disparos de postas, me parecen optimistas. Se hace eterna esta carretera que ya no es más que un carril de grava… Finalmente, empiezo a atisbar el agua… En la foto de abajo, se pueden ver mis pisadas en la grava, que denotan la firmeza del suelo… :)

carretera-emb-guadalmellato

Justo cuando llego junto al agua, en la cola del embalse, me percato de que el sol roza ya las crestas de la sierra, dejándome en una helada sombra… Y entonces, me pongo a pensar: qué pasaría si se me hiciera de noche aquí?…

carretera-emb-guadalmellato-2

La congoja hace mella en mí, lo reconozco… Hace mucho tiempo que no veo a nadie y definitivamente, este no es un buen sitio para pasar la noche. Amplio un poco la vista en el GPS pero la presa, destino inicial, ni aparece en la pantalla… Con un poco de resignación, le pregunto al Tomtom cual es la ruta más corta a casa y, como si fuera una bofetada, me pinta una enorme flecha roja que me pide un giro de 180º para volver sobre mis pasos por la “autopista al infierno” de la A-3100… Agua y ajo (aguantase y a joderse), me digo…… Desando los chotocientos kms por la puñetera pista, cuajada de baches que, cuando llueve, seguro que tienen nombre y se contabilizan en la reserva hidrológica nacional… Y llego, de nuevo, a algo que merece ser llamado carretera. Como he ido subiendo, otra vez me calienta el solecito. Si es que son algo más de las 4 de la tarde! Pero allí abajo, en el embalse, parecía que faltaba un rato para que cayera la noche… En fin… Sigo… Sigo por una carretera, la CO-3406. con muchas curvas y que, vaya por dios, empieza a caer hacia el valle del Guadalbarbo. Cuando llego abajo, frente a mí, se alza imponente la pared, casi vertical y en sombra, de la sierra. Detrás está Córdoba, pero aún hay que llegar allí arriba… Las curvas tienen muy mala pinta, con muchísima humedad… Aquí no ha dado el sol en todo el día… Seguro que esta mañana había hielo… Subo y subo por una carretera que se me hace eterna, cuando me encuentro con un ciclista subiendo!!! Incluso me bajaría a animarle si no fuera porque a mí mismo no me vendría mal algo de ese ánimo… Y llego a la cima, al fin!!! Desde aquí, carretera fácil hasta Córdoba. Añado unos 150 kms de autovía hasta casa para redondear el día.

Unos 420 kms en total, 8 horas y cinco embalses… El mapa de la ruta es, más o menos, este:

mapa

Esto no se queda así… Volveré… No me quedo sin ver la presa del embalse del Guadalmellato… ;)

Colores otoñales

pujerra2

¿Qué puede haber mejor que un viernes? Fácil: un viernes en el que, mientras todos tienen que trabajar, te montas en la moto y sales a hacer algunos kms! :)

Este año, estaba decidido a no perderme los colores del valle del Genal. Hace muchos años, pasé un fin de año con mi novia, ahora mi señora, en Pujerra. Desde entonces, más de una vez, he recordado las alfombras de hojas secas que había en diciembre y me he preguntado qué aspecto tendría la zona en su momento estelar: El otoño.

Una ruta perfecta para esta época del año en la que los días son cada vez más cortos. Toca descubrir los paraísos cercanos, dejando los lejanos para el año próximo.

Después de algún intento fallido, se hizo tarde la última vez que pasé por aquí, estaba viendo que, de nuevo, me quedaba sin ver el otoño del Genal… Al final, la solución perfecta, pedir un día de vacaciones y largarme con viento fresco (PULSAR EN LAS FOTOS PARA VERLAS CORRECTAMENTE)

mapa

El día amanece soleado, ventoso y más bien fresco: de otoño. Es el primero de la temporada, ya que aquí, en el sur, la entrada de los fríos siempre se hace esperar un poco.

Me levanto a las 7:00 y, en contra de lo habitual en un día de ruta, la casa cobra vida al mismo tiempo que me levanto. Lo normal es que todos duerman, mientras arranco el motor en el silencio nocturno. Hoy, en cambio, todo el mundo tiene que dirigirse a sus quehaceres cotidianos. Todos menos yo. :)

Despedida la familia, coloco el GPS en su montura RAM. Pego la bolsa sobredéposito en su sitio. Comprobaciones finales: kit de reparación de pinchazos, botella de agua, algo para picar… Los mapas… Todo en su lugar. Mientras, el bicilíndrico cobra vida con un ronroneo que invita a subir ya a la moto.

Selecciono en el GPS la ruta más rápida hasta Igualeja y salgo a la carretera. Pasado Montellano, parada obligada en la venta El Palancar: Puerta de los Pueblos Blancos, como reza su eslogan. Allí me está esperando el mollete con jamón serrano y aceíte, más cafelito.

Con el estómago templado, sigo la ruta. Mucho viento hoy. Obliga a ir más despacio de lo normal y se disfruta poco del paisaje. Esto es así, mientras el terreno bajo flanquea la carretera. Después, afortunadamente, la cosa mejora al ir más protegido por las montañas.

Pasado Ronda, tomo el desvío hacia Igualeja y empieza el disfrute. Me detengo cuando comienzo a ver castaños y tiro algunas fotos

genal-llegada-1

genal-llegada-2

pano-pujerra-2

La carretera es muy estrecha, sin guardarailes. Una tira de asfalto entre dos renglones de hojas caídas. Muchas curvas. Hay que ir despacio para poder saborear el paisaje. Las montañas de hojas en el suelo tienen un efecto amortiguador del sonido, parecido al de la nieve.

pujerra5

Y así, llegamos a Igualeja. Un parquecito, que se abraza al nacimiento del Genal, es visita obligada.

igualeja-1

igualeja-2

Unas fotos y carretera y manta hasta Pujerra. Por el camino me entretengo haciendo fotos y pateando erizos de castaño, tirados a espuertas, al borde de la carretera.

pujerra4Los pueblecitos de la sierra se quedan al borde mismo de lo pelado de las montañas…

pujerra-llegada-3

Paso Pujerra y decido poner en el GPS el próximo destino:Setenil de las Bodegas. Amablemente, el chisme me informa de que la ruta pasa por una carretera sin asfaltar, lo que me produce el lógico mosqueo.

pujerra1

pujerra3

Me encuentro con una patrulla de la Guardia Civil a la que le pregunto por el estado de la carretera. Me dicen que asfaltada está; aunque, en algunos puntos, en mal estado. Más tranquilo, sigo… Hasta que, después de una curva, me encuentro una bonita vista del Mar Mediterráneo.

mediterraneo

Poco después llego al cruce con la carretera Ronda-San Pedro y me dirijo hacia el Norte. El viento por aquí empieza de nuevo a soplar con ánimo renovado y trazar las curvas medio bien cuesta lo suyo, con tanto meneito, pero pasito a pasito, llego a Ronda.

En vez de seguir hacia el norte, para entrar en Setenil vía Arriate, decido seguir un poco hacia el Oeste y entrar por la MA-449. Bien, salvo por unos escalones transversales a la carretera, de tanto en tanto, que hacen que haya que tener bastante cuidado. Afortunadamente están señalizados.
Llego a Setenil y entro por la primera calle que indica “Centro urbano”. Claro que la señal de “1,6 m de ancho” me despista un poco… Si esta es la entrada al centro urbano, o vas en moto o… Efectivamente, las calles son tan estrechas que si te caes con la moto no llegarías al suelo… Darías con la pared…. :D
Voy bajando calles, con pendientes imposibles,  con un pavimento cubierto de piedras pulidas que no desentonaría en una pista de patinaje… Una señora, allá abajo de la calle por la que me deslizo, mira hacia arriba y me ve bloqueando ligeramente la rueda trasera,  con el culo de la moto pugnando por adelantar a la cabeza y sale como alma que lleva el diablo… Se le ve en la cara que no le apetece desayunarse una 500…
Sin mayores contratiempos, llego a las calles más famosas de esta localidad, excavadas en la montaña.

setenil1

pano-setenil

Doy un corto paseo por la zona y emprendo el regreso pasando por El Gastor.

El camino de vuelta incluye más viento que a la ida (y eso que ya soplaba con ganas) y, sobre todo en las llanuras desde la zona de Puerto Serrano, hay que agarrase bien a la moto para no salir volando.
A la hora que normalmente vuelvo de la oficina, estoy en casa. Algo menos de 400 kms. Empieza el fin de semana. Puede haber algo mejor? ;)

En compañía de equis

La primera vez que veo, en la calle, otras CB500X… :) Os dejo unas fotillos de este estupendo día de ruta… 440 kms en total.

Al final, las cosas no salieron como estaba planeado y no pudimos ir a Pujerra, como era la idea inicial, pero lo pasamos de miedo… :)

Como muestra de que no siempre las cosas salen como las planeamos, ahí queda esta foto en la que se ve el estado de la carretera hacia Setenil

Tiramos por la ruta alternativa y pasamos por Olvera…

Finalmente decidimos dirigirnos hacia Ronda sin ver Setenil, por problemas de “sincronización” con hrr500 :D ,y desde allí nos vamos hacia los Reales de Sierra Bermeja. Una montaña, junto al mar, desde la que se divisa perfectamente África…

Dejo un enlace a la panorámica completa para que veáis los detalles. Obsérvese el “helicóptero” que se coló… Arriba a la derecha…
ENLACE

Un buen sitio para descansar un rato y charlar…

En resumen, un día fabuloso! Un placer haber conocido a hrr50, estanbai y gesero. ;)

Portugal, el retorno. El día en que mi moto conoció el Atlántico.

6

Mucho sabemos, los españoles, de nuestros vecinos del norte. Hemos ido a Disneyland París, o a Normandía y, el que más y el que menos, se ha tomado una cerveza en Brujas o un café (con Sacher-torte!!!) en Viena… Pero, ¿y Portugal?

Algunos conocen Lisboa, yo aún no; o Sintra y su castillo (igual por Discovery Chanel :) ). Pero si nos preguntan ¿qué más? pocos españolitos seremos capaces de nombrar una sierra donde, según se narraba en Moby-Dick, en sus lagos, a gran altitud, aparecían restos de naufragios ocurridos en el mar… O, sencillamente, recordar algún pequeño y recóndito pueblo- en un valle todo flores y verde- en el que nos hayamos tomado un café, escuchando fados en directo, a los pies de un hermoso castillo… Sobre todo, si cerca no hay una playa…. :D

Es curioso como, geográficamente, España abraza a Portugal cuando la realidad de sus habitantes, al menos la de muchos españoles, es bien distinta.
Hasta hace poco, ni siquiera había Street View en la práctica totalidad del territorio luso. Sí, aparecía Lisboa, pero poco más (lástima, ya sí)… Más de una vez, me he encontrado, oteando desde una vista virtual generada por el omnipotente Google, intentando adivinar qué había tras la frontera de aquella pequeña carretera española, que “moría” en Portugal… En cierto modo, siempre me recordaba al “A partir de aquí, monstruos” que aparecía en las antiguas cartas marinas del Océano Atlántico.

Por todo esto, Portugal es la perfecta aventura para padres (o madres) de familia con inquietudes aventurero-moteras… De esos que no se van a ir a dar la vuelta al mundo en moto porque les ha pillado “tarde” y con otras muchas responsabilidades y devociones a las que si no atendieran, ya no serían ellos mismos. Pero, al mismo tiempo, rejuvenecen un poco cada vez que, por un día, fin de semana, pueden levantarse antes que el sol y, con el ritual habitual, arrancar la moto y salir, a hacer muchos kilómetros, mientras los vecinos duermen. Algunos de ellos pensarán, al oír el motor en el silencio nocturno, “con lo bien que se está en la cama…”… Ellos se pierden los fados y tu aventura particular… ;)
Viajar a Portugal consigue acelerarme el pulso, desde varios días antes de emprender la ruta. ¿Se le puede pedir algo más a una salida en moto? :)

Me levanto a las 6:30, harto de dar vueltas en la cama. Dudo si coger la cazadora de verano, ya que pronostican 30º para el medio día. Finalmente, después de asomarme a la calle, decido que los más de 170 kms de autovía, de noche, van a ser un poco duros con la cazadora de verano y agarro la de invierno, sin forro térmico, eso sí, y el pantalón de cordura. Arranco la moto y salgo a la carretera…

El tráfico es escaso. Alguna gente que vuelve de la juerga nocturna del viernes y algunos que van al trabajo en sábado. Los primeros, si vuelven a esta hora, tienen ya pocas ganas de molestar y los segundos, pues tampoco :)

Negociadas las rondas y vías de salida habituales en las grandes urbes, me interno en la noche de la autovía, hacia Huelva, acompañado sólo por la agradable luminosidad del cuadro digital (a otros no les gusta el tono anaranjado, a mí sí). Por los retrovisores, veo como me persigue, inexorable, el amanecer…

Cubro la distancia hasta la última gasolinera en España y, allí mismo, aprovecho para llenar los depósitos con gasolina y tostada con jamón, más cafelito (PULSAR EN LAS FOTOS PARA VERLAS CORRECTAMENTE)

1

Ya repuestos, moto y motero, emprendo de nuevo camino y cruzo el precioso puente sobre el Guadiana.

2

El Algarve nos da la bienvenida.

3

Salgo de la autopista de peaje y enfilo la IC27 hacia el norte, dirección Mertola (me encanta ese pueblo!). Continúo hasta la salida que lleva a Almodovar. La N124 me recibe con los habituales doseles arbóreos portugueses, recortados por los camiones en las copas de los árboles que se unen sobre la carretera, y por una niebla prima hermana del histórico pure de guisantes londinense… El resultado es irreal y húmedo… Muy húmedo… La moto chorrea agua… Menos mal que no elegí la chaqueta de verano! Los paramanos y los puños calefactables hacen mucho más agradable el camino… Sólo me falta una pantalla más alta… Todo se andará!

A ratos, parece que me encuentro dentro de un bote de Vicks-Vaporub, entre la niebla y los centenares de eucaliptos… :D

4

Recorro un rosario de pueblos que son como pequeñas joyas blanco-azuladas salpicadas del verde de la frondosa vegetación.

pano-pueblo-c

7

Camino a Monchique, la carretera se vuelve sinuosa.

8

Dentro del pueblo, encuentro un desvío que indica “Estaçao Radar” y allí me voy… Como resultado, llego a un mirador, frente al Altlántico, de los que quitan el hipo. Una estación de radar de la Força Aérea Portuguesa y montones de enormes antenas pueblan el lugar. Las vistas de las ciudades de Portimao, Lagos y del Océano son de las que no se olvidan fácilmente.

10

15

9

12

16

Bastante público portugués se da cita en los miradores…

17

11

13

Animado por el paisaje, emprendo de nuevo la marcha en dirección a Aljezur. El GPS decide pasearme por una carretera apta solo para motos o coches muy pequeños y con el firme en muy mal estado, pero con un telón de fondo inmejorable.

18

Aljezur es un pueblo que parece muy frecuentado por el turismo veraniego; ahora muy tranquilo. Un peatón me hace Vs con la mano. Le respondo al saludo y sonrío bajo el casco.

Justo al salir de Aljezur, encontramos indicaciones hacia nuestro próximo destino: Arrifana, y es aquí donde mi moto conoce el gran Atlántico.

21

arrifana-pano

23

Después de un buen rato de saborear el viento marino, carretera y manta hacia Sagres. Por el camino, me detengo a comer en uno de los numerosos merenderos que flanquean las carreteras lusas. Muy limpio y con todo lo necesario para descansar un rato.

24

Bocata de chorizo a la sombra de los pinos. El almuerzo de los campeones…

25

Sigo hasta llegar a Sagres y su Fortaleza, soportando vientos importantes, por un “mundo plano como punta de alfiler”. El pavimento típico portugués, con adoquines, me hace recordar lo mal que lo he llegado a pasar en mi XMAX por este tipo de terreno… Ahora, sin problemas!

30

32

31

Aprovecho para hacer fotos del Cabo do Sao Vicente, que tiene una estampa imponente, y sigo hacia allí.

sanvicente-faro

sanvicente-pano

El Cabo de San Vicente es un lugar un poco “místico”, algo así como Finisterre. No en vano, aquí se acaba el continente europeo al Sur-Oeste. Leyendas varias sobre el patrón de Lisboa (San Vicente) hablan de este lugar. Debe ser por ello que parece un lugar de peregrinación… Viejas andando, jóvenes corriendo, ciclistas sufriendo al potente viento, triciclos arrastrándose por los arcenes, más viejas, más ciclistas, más de todo… Ad nauseam… Todo este torrente de humanos dirigiéndose hacia un solo punto, sin otra salida que un salto al mar desde más de 60 metros de altura, no presagiaba nada bueno… Mis sospechas se confirman cuando consigo entrever el gran faro del Cabo, uno de los más potentes de Europa, entre cortinas de gente, autocares, un mercadillo de proporciones considerables, puestos de perritos calientes y otras lindezas… Bajo de la moto, hago una foto testimonial, intentando que salga poca gente, y emprendo el regreso…

33

En fin, aquí hay que venir en diciembre, me temo, o como los de la foto de abajo….

34

El camino de regreso es largo. Como las autovías de Portugal decidieron pasarse al lado oscuro y cobrar peajes, me voy por la vía de los pobres…. Aquí se ve la X a la altura de Portimao:

35

El GPS, de cuando en cuando, parece que aprovecha trozos de la autopista de peaje en los que, aunque indican claramente que hay que pasar por caja, no aparecen los arcos que hacen los cargos. Entiendo que me saca del camino de ricos justo a tiempo. Y nada, así seguimos: Cruzando rotondas a millardos, saludando a otros moteros, mirando como los conductores se meten el dedo en la nariz  y contando peatones mientras cruzan delante de mí en los semáforos. Hasta que, en una de las incursiones en la IP1, me paso la salida a Loulé y el GPS, al recalcular, deduce que he decidido probar suerte en la lucha contra el peaje… Me marca sesenta y pico kms, largos, hasta España y caigo en la tentación… Enrosco la mano derecha como si no hubiera mañana, mientras la frontera con España se precipita hacia mí, a un ritmo de consumo nada económico… Me pregunto ¿llegarán las multas a España? Me digo a mí mismo que, incluso la multa, merece la pena con tal de no hacer una rotonda más.

A unos 10 kms de la frontera, empiezo a ver agentes de la Guardia Nacional Republicana parados en los arcenes y mi congoja aumenta… Se reduce la circulación en la autopista a un solo carril mediante conos. Esto tiene la pinta de una encerrona en toda regla… En uno de los apartaderos centrales, llego a contar 10 motos de los “beneméritos” lusos… Cuando ya me veo pasando por caja, después de esperar dos horas a que los agentes me multen, se despeja el misterio… Hay un maratón que va, parece, desde Vilareal de Santo Antonio a Ayamonte, cruzando el puente… Igual por eso me he librado de que me paren. Vaya usted a saber!!

Cruzo el puente y llego a España. Me paro a tomar un café en la primera zona de servicio que veo y, de improviso, me veo rodeado de un autobús de asiáticos que ha decidido hacer lo mismo que yo… Me persiguen las multitudes…

Recorro los kms que quedan hasta casa, intentando volver al modo de conducción económico, y llego a casa. La jornada se salda con 828 kms según el cuentakilómetros de la moto. Esta noche seguro que no tengo problemas para dormir. Memorable día.

20

Mapa aproximado de la ruta.

maparuta

Sevilla-Puertollano-Sevilla, por la ruta “turística”, en menos de 12 horas

ciudadreal

[Sonido de móvil] 10:00 de la noche de un viernes, previo a un sábado de salida en moto:

Dime, Pedro. ¿Cómo? ¿Que no vienes?! Qué ha pasado?!…….. ¿que se te ha caído el tornillo del dbkiller dentro del tubo?! Hay que J@d@rse!

En fin, cosas que pasan… Mi buen amigo Pedro tiene un problema técnico de última hora y me quedo sin compi de ruta… Ante esta situación, cabe:

a) Quedarse en casa.

b) Hacer la ruta prevista, en solitario.

c) Hacer una ruta totalmente distinta, casi sin prepararla… A ser posible, larga hasta decir basta y por zonas desconocidas…

Obviamente, la “c” es la opción recomendable ¿o no? :D

Ya había estado valorando la posibilidad de hacer alguna “incursión” en Castilla-La Mancha. Creo que esta es la mejor forma de hacerlo: Sin pensarlo mucho…

Me levanto muy temprano y a las 7:00 estoy  sobre la moto.

Me adentro en la Sierra Norte de Sevilla disfrutando del frescor. Tanto lo disfruto, que me empiezan a castañetear los dientes. Menos mal que me he puesto un cortavientos debajo de la chaqueta de verano que si no… Acabo conectando hasta los puños calefactables (una bendición esto, oiga!).

A medida que el sol sube, la tiritona va desapareciendo. Tengo tantas ganas de moto que no paro, a hacer unas fotos, hasta pasado Azuaga, en una carretera tranquila que discurre entre pequeños huertos y campos agrestes. (PULSAR EN LAS IMÁGENES PARA AMPLIARLAS)

azuaga-belmez

Algo después,  ya en la N-432, paro a hacer unas fotos a la altura de Fuente Obejuna.

fuenteobejuna

Continuo, casi sin detenerme,  hacia el Este por esta carretera en muy buen estado. Pasando por Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, entre otros, saliendo de Andalucía por un pequeño pueblo de nombre sugerente: Conquista.

Ya en Castilla-La Mancha, voy buscando Fuencaliente, localidad donde se pueden ver unas interesantes pinturas rupestres y que, al parecer, tiene un reputado balneario. Nada de esto hace que me detenga. Veo los carteles desde la carretera, sí, pero hoy el cuerpo me pide hacer kms.

sierramadrona1

Llego a la Sierra Madrona, que recibe su nombre del árbol del madroño que aquí crece frondoso y abundante. Por estas tierras, debió transitar Miguel de Cervantes en sus viajes de Toledo a Córdoba. Sus experiencias en la zona le permitieron conocer las costumbres y el carácter de sus habitantes, que recogió en El Quijote y en las Novelas Ejemplares.

La idea inicial es ir buscando, desde Fuencaliente, una localidad llamada Solana del Pino, pero mi GPS decide que lo mejor para mí es pasar por Puertollano, bastante más al norte de lo que tengo pensado. Y allí nos vamos el GPS, la X y yo. Lo más gracioso del tema, es que no me doy cuenta de la “vueltecita de taxista” que me está propinando el sistema de posicionamiento global hasta que estoy en la puerta de la Central Térmica de Puertollano: Un paisaje volcánico de amarillos, rojos y negros requemados por un sol que cae sobre el casco como un soplete. No hago ni una foto. Después me arrepentiré pero, ahora, sólo quiero salir de esta explanada abrasadora.

Por fin, el GPS decide que es buen momento para girar al Sur. Paso por Mestanza y llego al Embalse de Montoro:

embalsemontoro2

embalsemontoropano

Hasta aquí, la carretera es bastante buena. Divertida, con curvas… El trazado a partir de ahora es similar, pero alguien le ha añadido toneladas de grava sobre el asfalto. Una señal, con un coche lanzando piedrecillas a un lado, advierte de este particular… Claro que, si vas en moto, quizá fuera más apropiado el dibujo de un motero a paso de tortuga en cada curva, para no perder la rueda trasera (o la delantera) en la deslizante superficie. Y así voy, hasta que algún alma caritativa decide que es suficiente y se acaba la grava.

Empiezo a ascender de nuevo, por una ladera y veo, a lo lejos, el embalse. Las nubes dibujan sombras chinescas sobre la sierra…

embalsemontoro3

sierramadrona2

Paso junto a Solana del Pino y sigo hacia el Sur. La carretera pespuntea la sierra con curvas de muchos grados. Encuentro un fresco rincón, junto al cantarín arroyo El Enebrillo, donde paro a comer. Descanso un buen rato. Muchos kms y muy pocas paradas hacen que el cuerpo se resienta.

sierramadrona3

Da la casualidad de que he parado junto a una fuente, Fuente de San Lorenzo, muy bien señalada con cuidadosas pintadas, de la que mana un agua fresca estupenda para remojar cogote y gaznate.

fuentesanlorenzo

Poco a poco, me aproximo a Andalucía. La entrada a la Comunidad Andaluza, en medio de una destrozada carretera de Sierra Morena, transitada sólo por mí, es el que muestra la foto:

DSCN2967

Naturaleza al cuadrado. Si no tenemos bastante con los ciervos que salen a saludarnos hasta el borde mismo de la carretera, sólo tenemos que ver las decenas de señales:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

que nos indican que este es el hogar del lince ibérico. De hecho, aquí se registra la mayo población mundial de este amenazado felino.

Al Sur! Dice mi Tomtom…

Llego al monasterio de la Virgen de La Cabeza y me paro para llevarme un recuerdo de la estatua, de considerables proporciones, y del entorno. Desde Puertollano, más de 100 kms, sólo me he cruzado con un motero en una F650GS bicilíndrica. A partir de aquí ya hay más tráfico, aunque la carretera sigue siendo muy entretenida y el firme mejora.

virgencabeza

Sigo  buscando Andújar y la autovía hacia Sevilla.

En cierto modo, el aburrimiento de la carretera recta es bienvenido. Se puede uno relajar un rato después de tanto “retorcimiento”. Un café a medio camino, me ventilo los más de 200 kms de autovía y llego a casa.Cansado, muy cansado. Pero contento, muy contento… :D

Al final, 720 kms, tres comunidades autónomas y 5 provincias conforman esta bonita ruta. Este es el mapa:

mapa