Galicia en moto. Tres días de aventura

acedeira1

Día 1. Bienvenidos al Norte
Me levanto a las 5 de la mañana… Ayer tuvimos algunas movidas familiares, afortunadamente solucionadas, y, entre eso y los nervios, duermo mal.

Hemos quedado cerca del Puente del V Centenario a las 7 de la mañana; la gran distancia a cubrir requiere empezar pronto la jornada.

Parada obligada en Monesterio para templar el estómago con un buen desayuno a base de café y churritos.

monesterio-jj

monesterio-churros

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los kms se suceden y la moral está muy  alta. Vemos nieve en las cumbres de las Sierras de Francia y Gredos. Nos detenemos un rato en Baños de Montemayor; a probar el agua de una conocida fuente y a pimplarnos un buen bocata de jamón. Muchos balnearios por aquí. Nos damos cuenta por los obvios carteles en dichos establecimientos y porque la gente va, tranquilamente, en albornoz por la calle…

banios12

banios3

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Seguimos llenando y consumiendo depósitos de combustible a buen ritmo. Paramos a almorzar pasado Benavente. La comida no está mal y el descanso se hacía ya necesario.

De nuevo sobre nuestras monturas, nos adentramos en la provincia de León. El verde se hace ya perenne en las laderas de las sierras.

Ya en Galicia, en ocasiones, el ir a repostar se convierte en una excursión en toda regla; debido a lo lejano de las estaciones… En un momento dado, veo a mi compañero Paco que se va a hablar con una señora,  está barriendo la puerta de una casa en medio de la nada, y le vemos, desde lejos, bracear a un lado y a otro para acabar volviendo, seguido por la buena mujer, para decirnos “no me he enterado de nada”… El GPS nos salva de algunas de estas al preguntarle hacia donde cae la gasolinera más cercana y acertar…

La tarde se va encapotando e incluso nos caen algunas gotas; pocas.

Pasamos Lugo y, por fin!, salimos de la autovía… Cuando ya estoy harto de moto, aún quedan otros 100 kms en los que gmaps dice que se tarda 1 hora y 26 minutos; en nuestro estado actual dos. Todo este tiempo, Paco ha liderado el grupo, ahora paso yo a ocupar esa posición para que el GPS nos facilite el trabajo.

El hotel Semáforo de Bares se encuentra en medio de un bosquecillo, unos 200m por encima del Faro de Bares, y la vista es, sencillamente, insuperable. La hora de llegada sobrepasa ya las 21:30. Contando las “excursiones” para repostar, más de 15 horas y 1029 kms han pasado bajo nuestras ruedas.

semaforo-llegada

kms-semaforo-llegada

Javi, gerente del hotel, ha hecho que nos esperen hasta después del horario de cierre de la cocina para que podamos cenar. Y vaya si cenamos! Gracias Javi! Brindamos con Estrella de Galicia para celebrar nuestra particular gesta.

semaforo-paco-2

Nos vamos a dormir, con distinta suerte…

habitacion-semaforo

A uno le toca, en la habitación de arrib,a una pareja “fogosa”; a mí me toca una cama blanda con una almohada de dos cuartas de grosor… A la hora que es no es plan de buscar a nadie para que me cambie la puñetera almohada… Eso y los nervios del día hacen que no me duerma hasta las tres de la mañana, momento en el que quedo inconsciente (nota mental: la próxima vez llevar algún somnífero por si acaso). El que mejor escapa es Pedro, que duerme como un bebé.

Las motos también consiguen su merecido descanso.

semaforo-paco

Captura de pantalla de 2014-06-10 18:34:16

Día 2: Así que en Galicia llueve mucho, ¿no?

semaforo-pano-manana

Me arrastro fuera de la cama tras haber vegetado durante unas tres horas y empiezo a recoger todos mis chismes; quedaron desparramados la noche antes debido al cansancio. El día amanece bastante tranquilo en cuanto a meteo. Algunas nubes que tamizan la luz y hacen aún más fotogénico el paisaje y un frío considerable que se endulza mientras va subiendo el sol.

estaca-1

semaforo-pano-2

semaforo-x-mosquitos

Aprovecho que el resto de la gente duerme para salir a ver el recién nacido sol desde el punto más al norte de la Península Ibérica y marcarme un selfie con el faro y la estación ornitológica americana, abandonada, como fondo.

mirador-faro-bares

barco

pano-semaforo

Al rato, aparece Pedro, también tempranero; Paco sigue en su guarida, descansando, ahora que puede.

Paco, ya levantado, quiere una foto y esto es lo que sale:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desayunamos, pagamos y preparamos las motos para un nuevo día de ruta. Primero nos dirigimos al Faro de Bares.

faro-estaca-3

faro-estaca

El farero debe estar aburridillo aquí, lo cierto es que si buscas animación no parece el mejor sitio, y se dedica a tallar este tipo de bichos a escala 1:1

coco-estaca

Tras un pequeño pateo, llegamos a las piedras del final de España; por el Norte.

faro-estaca-paco

faro-estaca2

Mientras vamos dejando atrás el faro paramos para una última foto de la espectacular Punta Estaca de Bares

IMG-20140605-00199

estaca-grupo

Seguimos ruta, primero hasta Ortigueira y más tarde hasta Cariño, con magníficas vistas de la Ría de Ortigueira e Ladrido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAUn poco más adelante se acaba la carretera en el Cabo Ortegal. Un lugar con lo que podríamos llamar “historia”… Parece ser una de cuatro las formaciones geológicas más antiguas de la Tierra y recientes estudios lo datan en unos 1160 millones de años; eso es lo que yo llamo una buena temporada. En este punto se establece la separación entre el Océano Atlántico y el Mar Cantábrico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ortegal-mar

ortegal-cartel

faroortegal2

faroortegal

faroortegal-pano

Nos dirigimos ahora hacia Cedeira. En vez de seguir la carretera más usual, elegimos la CP-2205; una carreterita muy muy estrecha y con ascensos salpicados de curvas de 180º. Todo muy verde y con vacas aquí y allá…

acedeira1

Por encima de todo eso, un viento potente que te obliga a tener mucho cuidado sobre la moto.

Muy bonito el camino hasta Cedeira y con una miríada de miradores que puedes aprovechar para hacer fotos.

acedeira-pano

molinos

Pedro graba un pequeño vídeo de la zona

Llegados a Cedeira, ponemos en el GPS las coordenadas de la Torre de Hécules en A Coruña… El chisme nos dice que hay que pasar por una autovía de peaje y le pido la alternativa al mismo sin pasar por caja. Como resultado nos hace retroceder bastantes kms en direción contraria. Cuando lo advertimos, paramos un rato…. Las áreas de descanso, se llaman de esa forma por algo… 😀

areadescanso

Comemos en Vilalba; uno de los almuerzos menos cardio-saludables con los que he tenido el placer de lidiar.

Por el camino, empieza a llover bastante, lo que hace que extrememos la precaución. La vuelta que nos ha dado el GPS unido al mal tiempo por el oeste hace que nos decidamos a acortar el día y dirigirnos a las Rías Baixas.

Finalmente, llegamos a O Grove, aún bajo la lluvia, y buscamos un hotel en el que dejar las motos a cubierto y darnos una ducha reconstituyente. El dueño del hotel es motero, tiene una GSXR 750 y otra moto, de circuito, que no consigo identificar.  Nos tratan como a colegas.

Desde la ventana, Pedro saca esta panorámica

FOTO-21 - FOTO-23

Ducha hirviente para entrar en calor, ropa “de civil” y a la calle a estirar las piernas… Nada, no conseguimos pasar de la puerta del hotel… Un vendaval cargado de lluvia te hace dar la vuelta bajo amenaza de ahogarte. Una señora, mayor, nos dice con el más puro acento gallego “habría que esperar un poco”, y eso hacemos… La señora sabe de qué habla y, al poco, cesa el vendaval; al menos, lo suficiente para doblar la esquina, frente al puente hacia la isla de La Toja.

Damos una vuelta por el paseo marítimo; a veces bajo la lluvia, pero algo tolerable. Aprovechamos comprar algún regalito para la familia. Después de ver los barcos del puerto decidimos irnos a comer; ya toca.

ogrove-pano

20140605_203451

Cenamos en O Chiriguito. El mejor pulpo a la gallega que he comido en mi vida! Sin desmerecer a los pimientos de Padrón, los chipirones encebollados o la presa ibérica con papas fritas de la tierra. Acabamos con el postre y una botellita de orujo de café que no me atrevo más que a probar (está noche tengo que dormir sí o sí) aunque mis compañeros no parecen preocupados por ese particular y no dejan ni gota.

Durante la cena, comentamos la mala pinta que tiene el tiempo y quedamos en volvernos a casa al día siguiente si la cosa sigue en este plan. En este momento, dan lluvias y fuertes rachas de viento hasta la Sierra de la Estrella (donde se supone que dormiremos mañana).

Plegamos velas y volvemos al hotel, bajo una lluvia y un viento que hacen inútiles los paraguas, y hasta el poncho que lleva Paco se muestra inútil para evitar acabar como una sopa.

Ya en la habitación, me doy otra ducha hirviente y a la cama. Hoy si duermo, bien!

Captura de pantalla de 2014-06-10 18:36:18

Día 3. El cielo se ha abierto y los camiones también pueden tumbar.

ogrove1
El día amanece más o menos como se fue el anterior. Gris, lluvioso, ventoso… Me levanto y vuelvo a recoger todos los chismes que quedaron secándose en sillas, esquinas de las puertas, pomos… Algunas cosas, como la ropa que llevaba anoche, no se han secado. Las envuelvo en bolsas de plástico para que no me pongan todo hecho un asco.

Me reúno con Paco y Pedro en el comedor del hotel para desayunar decentemente y charlar un rato sobre curvas, lluvia, etc con los dueños del hotel; gente muy agradable.

Antes de subir de nuevo a la habitación, me acerco a ver como está la X. Aprovecho para poner grasa a la cadena, que ya le toca, y me llevo el mono de lluvia que estaba en una de las alforjas. Hoy va a hacer falta.

Sobre las 9 de la mañana, pagamos, nos despedimos y nos dirigimos a las motos. Los cuerpos andan ya un poco tocados, pero emprendemos la marcha con optimismo. Hoy hemos decidido salir hacia el este rápidamente para evitar, en lo posible, el mal tiempo que viene desde el oeste. La idea inicial era bajar por Portugal, primero hasta Oporto y después a Manteigas, en la Sierra de la Estrella, pero dan muy mal tiempo por toda esa zona, lo que unido a lo complicado de esas carreteras hacen que nos decidamos por regresar directamente a casa. Del modo previsto originalmente hubiera sido más descansado, ya que hubiéramos hecho el viaje en dos etapas, pero el tiempo está imposible. Retrospectivamente, quizá podríamos haber parado en León o en Salamanca, pero lo cierto es que ya nos habíamos hecho a la idea de dormir en casa y eso hicimos.

Hasta Orense, más o menos, nos llueve. Después, comienza un viento lateral atroz. Por Zamora veo como los camiones que vienen de frente se inclinan debido al fuerte viento. Afortunadamente, el viento viene de mi derecha y los camiones se inclinan, lógicamente, a mi izquierda. Si hubiera sido al contrario…

Paramos cerca de un pueblo, de nombre tan improbable como Faramontanos de Tábara, y almorzamos bastante bien. Sopa de cocido, churrasco de ternera, trucha, paella….

Cuando volvemos a las motos, un lugareño, metiéndose en su furgoneta, con el acento de la zona, nos espeta: “¿No os tirará el viento?”. Hace imposible contestarle al cerrar su puerta y salir zumbando.

A partir de aquí, la ruta se convierte en una carrera de resistencia en la que se alternan paradas para repostar y descansar, con horas y horas de dar gas y luchar contra el viento lateral, que no ceja. Los adelantamientos a los camiones se hacen difíciles; por decir algo. En una de nuestras paradas, en un área de descanso, el viento me tira el casco de la moto y rueda algunos metros.

regreso-descanso

Veo, de nuevo, la nieve de las Sierras de Francia y de Gredos. Pasado Béjar, el viento se hace algo más llevadero.

Seguimos avanzando mientras cae la noche. Ya estamos en Mérida y nos quedan unos 200 kms escasos.

Esos siguientes 200 kms de noche y por una autovía completamente a oscuras, se hacen muy duros… Bajamos la velocidad hasta unos 100 kms/h y me concentro en mirar por donde va el puntito rojo de la luz de la BMW 1200 de Paco e intentar tomar referencias con los reflectantes en los quitamiedos… En un momento dado, busco alguna salida en el GPS para poder parar fuera de la autovía y poder ponerme más ropa. Veo algo que puede servir, un simple cambio de sentido, y lo tomamos.

Algo más abrigados, seguimos… Busco a lo lejos algún punto de luz que me indique que Sevilla está cerca… Los coches nos pasan a vertiginosas velocidades, o eso me parece a mí…. Hay una pequeña lunita pero no sabría decir ni en que fase estaba; se colocó casi en el marco del visor y no tuve arrestos para apartar la vista de la carretera en aquellas condiciones…. El GPS se apaga de repente; se ve que se desconectó en alguna parada el cable y ha agotado la batería. La espuma dorada que es Sevilla para nosotros, se desplaza a derecha e izquierda del horizonte mientras trazamos las curvas de la Autovía de la Plata.

Al fin, empieza aumentar la iluminación circundante al llegar a los pueblos cercanos a la capital. Me adentro en la SE-30 con la sensación ya de estar en casa… Me sorprendo al mirar el velocímetro y constatar que voy a la mitad de la velocidad a la que circulo normalmente por estos sitios, de sobra conocidos; el cansancio es lo que tiene.

Abro la puerta del garaje y la cálida luz del hogar nos envuelve a la X y a mí. La familia sale a recibirme y pienso que no puede haber nada mejor. Son las 23:45.

El total de kms de la aventura: poco más de 2400. La vuelta han sido más de 900.

kms-vuelta-casa

Captura de pantalla de 2014-06-10 18:37:07

estaca

12 comentarios en “Galicia en moto. Tres días de aventura

      • Perfectamente… El viaje más largo que hice con la xmax fue de más de 600 kms en un día. .. Lo malo es la autonomía, que con la xmax, a veces, era un poco complicado. .. Bueno, y la bomba del agua que podía ser problemática. … Pero vamos, a mí nunca me paró ninguna de las dos cosas… A veces, puede ser incluso más divertido 🙂

        De todos modos, hay que reconocer que voy mejor en la X 😀

        Me gusta

  1. Tiene que gustarle mucho a uno la moto, y tenerlos cuadrados para embarcarse e una aventrura así… pero he de reconocer que siento cierta envidia 😉
    El norte es así, la mayor parte de las veces con un tiempo un poco “perro”, pero si hay suerte y perdona, unas vistas y paisajes verdes a rabiar.
    A ver si hay suerte y en la próxima el tiempo (sobre todo el viento) deja disfrutar mas de la aventura.

    Me gusta

    • Pues sí, Félix. A veces fue un poco duro, pero si las cosas son demasiado fáciles pierden toda la gracia, no? Volveré. .. En cuanto pueda, volveré. .. Me ha encantado el norte. Además tampoco me quedo sin recorrer la Sierra de la Estrella. ..
      Gracias por comentar. Un saludo!

      Me gusta

      • Gracias a tí por responder 😉 No te olvides tampoco de visitar el noreste, por el pirineo de Huesca tenemos carreteras entre montañas por las que da gusto ir en moto. ¡Ah!, y por supuesto un buen ternasco de Aragón para recuperar fuerzas en las paradas 😛

        Me gusta

      • Ah! Sí… Ese es otro viaje al que le tengo ganas… Empezaría con un Sevilla – Cap de Creus del tirón… Y luego, ya con más calma, ir recorriendo el Pirineo. A veces entrando en Francia o Andorra, Ordesa… La vuelta, ya se vería… 😉

        Me gusta

      • Jajaja. Ese recorrido también lo tengo yo en la lista. Avisa cuando vengas por maños-capitol, que siempre se podrá echar una birra, o un buen plato del lugar, para coger fuerzas.

        Me gusta

  2. Pingback: Cinco hombres y un destino… A comer en Alájar! | La Píldora Roja

  3. Hola Juanjo, no se si eres tu el akira que posteó en el foro gstrail hace unos meses (¿años ya?) preguntando por la fiabilidad de la G650GS. Si es así veo que al final te decidiste por la cb500x
    Verás, es que yo estoy exactamente en el mismo caso. Vengo de un Burgman 400 pero me apetece cambiar y estoy entre dos motos: G650GS y CB500X. Estoy muuuuuy contento con el Burgman, pero echo de menos algo más de estabilidad en carretera, algo más de motor (no mucho), el ABS, mejores supensiones, y más versatilidad en carreteras secundarias.
    Te rogaría que me dieras tu email para preguntar algunos temas de la moto, si no tienes inconveniente.
    Gran viaje! pero coño, haber mirado la AEMET, que la pagamos entre todos…

    Me gusta

    • Sabíamos que nos iba a llover… Pero no siempre se puede escoger el momento para la salida. Nos lo pasamos bien, que es lo que cuenta… Sobre la moto, te recomiendo nuestro club: clubcb500x.com

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s