Cariño, hasta luego, me voy a Siberia….

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

La idea para esta ruta surge con una sola foto enviada por mi amigo Pedro…

foto

Vaya rotonda! Me dije. Debe ser la rotonda más curiosa de España…

Dicho y hecho, me puse manos a la obra para diseñar una ruta que me permitiera ver ese lugar intentado aprovechar bien el día.
Investigando un poco, descubro que la zona tiene mucho potencial. No hay más que leer como comienza la descripción de la comarca en la Wikipedia para abrirle a uno el apetito por rodar por esos caminos:

“El hecho de que el nombre de Siberia arraigase en esta comarca pudo deberse a varias causas. De todas las versiones existentes, la que parece más creíble argumenta que la denominación alude al atraso de la comarca, a la falta de vías de comunicación, a su aislamiento, marginación y abandono que históricamente ha sufrido. Esta situación de aislamiento ya fue documentada en 1908 en un artículo publicado por José Ramón Mélida en El Correo de Madrid y en el Noticiero Extremeño: “Comarca […] con unos veinte pueblos distanciados y como aislados en aquella especie de desierto, sin caminos ni casi veredas que los comuniquen, lo que hace por demás penoso y peligroso recorrerla. Los viajantes de comercio, que la temen y rehúsan, si pueden, la llaman La Siberia, nombre terrible y significativo”.

Vamos allá…. (PULSAR EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS CORRECTAMENTE)

mapa

El día comienza pronto, a las 06:30. Muchos kilómetros por delante y la temperatura, que ya es de 18 grados, aconsejan madrugar. Pronto dejamos atrás Carmona y Lora del Río y nos adentramos en el Parque de la Sierra Norte de Sevilla. Lo notamos, en primer lugar, por el aumento, de forma muy significativa, del color verde intenso en el paisaje y, en segundo, por la bajada de temperatura ambiente de, al menos, 6 ºC.

1-sierra-norte

En esta zona, tengo prevista la visita a un sitio muy especial para mí: La ribera del Hueznar. Recuerdo con nostalgia la acampada libre, en medio de toda esta naturaleza, durante mi adolescencia. Es curioso pero es mi olfato el que reconoce primero el lugar. La mezcla de aromas de plantas, agua, flores… Es inconfundible.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Seguimos recorriendo el parque y disfrutando de las curvas de la carretera.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Y llegamos a Alanís, último pueblo de nuestra ruta en la provincia de Sevilla.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Es la primera vez que llego a Badajoz saliendo por la Sierra Norte de Sevilla.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Pasamos el primer pueblo, con nombre no demasiado afortunado: Malcocinado, y seguimos hacia Azuaga. El paisaje vuelve al color dorado como nota predominante.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Seguimos ruta, hacia la provincia de Córdoba, por una carretera pequeña y muy tranquila, donde sólo hay que tener cuidado de no atropellar a la fauna que insiste en salir a darnos un vistazo. El castillo de Bélmez nos saluda desde lo alto

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Pasamos Hinojosa del Duque y llegamos a Belalcazar, localidad que recibe su nombre de su bonito castillo.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Un poco más adelante encuentro un curioso “jardín zen” hecho con mojones, parece, provinientes de alguna antigua carretera…

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Vamos buscando el cartel que indica el camino a la antigua estación de Belalcazar. La estación en sí no es ya más que un par de edificios sin mucho atractivo, pero la destrozada carretera nos muestra paisajes de gran belleza. Mucho cuidado por estas soledades porque la probabilidad de ser encontrado, si nos pasa algo, es, por decirlo de algún modo, baja…

d-estacion-belalcazar-1

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Llevamos, todo este tiempo, el río Zújar a la izquierda que, poco a poco, va pasando a formar parte del inmenso Embalse de La Serena. La frontera entre Córdoba y Badajoz se encuentra en medio de estas aguas. Encontramos un puente que cruza hacia Badajoz con claras señales que indican que la carretera está cortada.

d-estacion-belalcazar-4B

Aquí tenemos dos opciones: Volver sobre nuestros pasos y después continuar hasta Cabeza del Buey o seguir por la carretera “cortada”. Es aquí donde me entra el sueño y me echo una cabezadita…. 🙂 Cruzo el puente sobre el embalse y me adentro en la provincia de Badajoz. La carretera es estrecha y hay puntos donde desaparece, pero es transitable. Las perdices cruzan la carretera haciendo bueno el chiste referido a sus parientes, las gallinas. Tranquilidad, con mayúsculas, es lo que define esta tierra. Y todo el tiempo pensando “como se pare la moto aquí….”. Al terminarse la “carretera cortada”, me despierto. Todo ha sido un sueño! (qué típico!) Menos mal, nunca me metería por una carretera con semejante señal de prohibido a su entrada.

Bien, después del sueñecito, doy todo el rodeo necesario para llegar al otro lado de la “carretera al infierno” y continúo hacia Capilla donde tenemos, vaya, otro castillo

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Resulta ser un pueblo donde la gente no está acostumbrada a los forasteros y me miran de arriba abajo e incluso alguno se sobresalta de forma manifiesta por el sonido de la moto, y eso que voy a paso de bici…

Muy bonito el camino hasta Garlitos, con algunas vistas preciosas del Embalse de La Serena. El siguiente pueblo, tiene un nombre que no tiene desperdicio:

f-espitiru-santob

Desde aquí, empezamos a atisbar nuestro proximo destino: La Montaña Mágica.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Las fotos no le hacen justicia… En directo es impresionante…

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Me tomo la libertad de incluir un vídeo grabado por Pedro hace un tiempo. Seguro que no le molesta 😉

video-montana

Pasamos por la macro-rotonda que rodea la Montaña Mágica, como la llaman, y nos dirigimos ahora a la Puebla de Alcocer. Las vistas desde su castillo no tienen desperdicio, aunque las calles empedradas y húmedas no nos va a ayudar mucho a llegar con los empastes intactos.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

g-puebla-alcocer-castillo-3

La vista desde aquí arriba es indescriptible.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

g-puebla-alcocer

La idea inicial es comer allí. Bien en el restaurante (con un mirador que quita el hipo), bien un sencillo bocata que llevo siempre por si aprieta el hambre. El problema es que, con el buen tiempo y el día festivo, hay más gente que en la guerra, lo que me decide a continuar la marcha hasta la presa del Embalse de la Serena

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

h-embalse-serena-2

Si vas con un niño sin cabeza, pasa por este lado… 😀

h-embalse-serena-3

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Aquí descanso un buen rato acompañado por el silencio y la relajante vista.

Recuperadas las fuerzas, de nuevo, a la moto. Paso por Castuera, hay un refrán interesante sobre las mujeres de este pueblo, y me llevo la sorpresa de que hay quitado el monumento al F-5 que había en una de sus rotondas. Lástima, me hubiera gustado hacerle una foto para que hiciera juego con la que hice en Morón.

Sigo cruzando páramos barridos por un viento intenso, a veces voy tumbando en recta, y paso por Llerena. Me detengo en el llamado Cementerio de los Italianos, del que hago unas fotos.

i-cementerio-italianos-1

i-cementerio-italianos-2

i-cementerio-italianos-3

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Unos kilómetros más y el paisaje empieza a cambiar, de nuevo, a sierra. Me detengo a tomar un café en la conocida Venta El Culebrín y evito la autovía para elegir, en cambio, la antigua N-630 que ahora ha quedado como camino para ciclistas y moteros.

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

Seguimos hasta Sevilla y nos metemos en su tráfico hasta llegar a casa. Esta vez han sido 12 horas exactas y 622 kms. El consumo, en los últimos 250 kms ha sido de 3,0 l/100!

total

Unos cubos de agua y algo de jabón y espuma y la XMAX está dispuesta para la acción 🙂

PULSAR PARA VER CORRECTAMENTE

4 comentarios en “Cariño, hasta luego, me voy a Siberia….

  1. Pingback: Cariño, no te lo vas a creer, me vuelvo a ir a Siberia…. | La Píldora Roja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s